logo logo
logo logo

LAHISTORIA

Martínez Corta

Los Viñedos Martínez Corta disponen de una elevada heterogeneidad, desde nuevas plantaciones de 10 años de edad, a sus viñedos centenarios.

Antiguas laderas situadas en la zona alta de Uruñuela lindando con Cenicero, a zonas más bajas situadas en la ribera del río Najerilla junto a los pueblos de San Asensio y Torremontalbo.

Es una zona privilegiada por el microclima que se crea a partir de la frescura del Norte, con los vientos procedentes de La Sierra Cantabria.

El clima Mediterráneo se refleja en la humedad del ambiente generada por el río Ebro, aportando a los viñedos matices únicos, que combinados con los factores topográficos, se crean situaciones climáticas especiales con inviernos suaves y veranos cálidos y secos, marcando altos saltos térmicos entre el día y la noche en la época de maduración.

Los viñedos de esta zona tienen una exposición solar Sur y Sur-Oeste que hace que aporte un carácter diferente a nuestros vinos.

Los suelos en su mayoría son arcillo – calcáreos y pobres en materia orgánica.

Todas las variedades que se cultivan son autóctonas, dominando el Tempranillo, variedad de ciclo corto. Esta variedad es la que mejor se adapta a nuestro clima y altitud (520 m aprox).

Una elevada proporción de caliza y abundancia de canto rodado, grava y muchos restos de aluvión proporcionan un alto drenaje que aportara complejos sabores minerales a los vinos.

Los Viñedos Martínez Corta provienen de una familia de 4ª generación.

El cultivo del viñedo se ha mantenido inalterado por la familia desde su bisabuelo, hasta su padre Félix Martínez. Sabiduría y experiencia que ha sabido inculcar a sus hijos durante más de 30 años.
vinia1
vinia2

NUESTROSPAGOS

Martínez Corta

“SOROS”. El Pago más especial de Martínez Corta, da también nombre a nuestro vino más emblemático de la Bodega. Situado en la zona baja del pueblo junto a la Ribera del Najerilla. Viñedo orientado a La Sierra Cantabria de suelo calcáreo y con una gran cantidad de canto rodado, pequeño, que nos aporta componentes minerales debido a la extracción que realizan las cepas sexagenarias en las capas más profundas de nuestro suelo.

“RIBA GRANDE”. Pago, de gran relevancia, también llamado “MAR DE VIÑAS” (520 metros de altitud y 100% Tempranillo), con una superficie de 30 hectáreas en la época de nuestro bisabuelo, y en la actualidad con 40 Hectáreas. Su suelo arcillo calcáreo dan una personalidad más frutal a nuestros vinos.

“CAMPILLO“. Pago más pequeño, (5 hectáreas) pero no menos importante para nuestra Bodega. Viñedos centenarios de variedad Garnacha. Fruto de ellos, nace un proyecto que se llama “Tentación”. Los últimos viñedos centenarios de Garnacha tenemos la suerte de cultivarlos en Martínez Corta, consiguiendo vinos frutales, golosos y longevos, dando lugar a nuestro vino de autor, que seduce a un público tan exigente como especial, las mujeres.